Fundición a presión es el proceso por el que, a través de la alta presión, se fuerza el fundido de metales dentro de cavidades de molde mecanizadas para la producción de piezas metálicas. El método de fundición a presión es idóneo para aplicaciones en las que se necesita una gran cantidad de piezas pequeñas y medianas con buen nivel de detalle, de calidad de las superficies y de estabilidad de las formas. Casi todas las fundiciones a presión se realizan con metales no ferrosos, especialmente cinc y aluminio. La versatilidad que ofrece la fundición a presión la ha convertido en uno de los procesos de mayor volumen de la metalurgia.

Gracias a nuestras instalaciones de fundición a presión, el servicio de Fabricación a demanda de 3D acorta los plazos y ofrece piezas de producción resistentes, duraderas y que no pierden la forma. Con nuestras funcionalidades de fabricación integradas, podemos producir herramientas de fundición a presión, automatizar el proceso de fundición a presión y mantener un control de calidad permanente, llevando su proyecto desde el prototipo hasta la producción en plazos mucho más cortos.