Impresión directa en metal

Estándar:  lijado de superficies para eliminar líneas de impresión y limpieza con chorro de granalla

Anodizado:  proceso electroquímico que convierte la superficie metálica en un acabado de óxido anódico decorativo, duradero y resistente a la corrosión

Tratamiento térmico:  uso de calefacción o refrigeración, normalmente a temperaturas extremas, para conseguir los resultados deseados, como el endurecimiento o el suavizado de un material

Pulido:  lijado de superficies para eliminar líneas de impresión y aplicación de compuesto de pulido hasta alcanzar el acabado de superficie deseado

Posprocesamiento adicional:incluye fresado CNC, torneado y electroerosión