El modelado por deposición fundida es un método de prototipado rápido basado en sólidos que extruye el material capa a capa hasta imprimir el modelo completo. El sistema consta de una plataforma de impresión, una boquilla de extrusión y un sistema de control. Es un proceso rápido y rentable, idóneo para probar diseños, realizar pruebas de ajuste y funcionamiento, tiradas de producción pequeñas, plantillas y aparatos.

  • Un gran surtido de materiales, incluido ABS de producción y ABS alimentario
  • Plazos de entrega rápidos, habitualmente de entre 3 y 5 días
  • Gran resistencia
  • Gran durabilidad
  • Modelos conceptuales
  • Modelos de ingeniería
  • Pruebas de funcionamiento
  • Productos de consumo
  • Aplicaciones a alta temperatura
  • Prototipos iniciales

Tolerancias para resolución estándar:

  • Planos X/Y: +/- 0,005” para la primera pulgada, más +/- 0,002” por cada pulgada adicional
  • Plano Z: +/- 0,010” para la primera pulgada, más +/- 0,002” por cada pulgada adicional

Con termoplásticos de ingeniería (como ABS y policarbonatos), esta tecnología imprime piezas en un proceso acumulativo que permite producir geometrías complejas que suelen ser difíciles de duplicar con los métodos de fabricación tradicionales, como el maquinado de CNC. 

Ventajas

Los clientes de los sectores aeroespacial, de la automoción o la salud, entre otros, confían en nuestra capacidad de producir prototipos funcionales y precisos y piezas de producción en series pequeñas capaces de resistir temperaturas elevadas, un alto esfuerzo mecánico y la degradación química. Este proceso permite crear piezas directamente a partir de datos CAD 3D en materiales termoplásticos, sin mecanizado.