Estereolitografía (SLA®)

Las impresoras para producción de SLA® fabrican piezas precisas directamente a partir de datos CAD 3D sin usar herramientas al convertir compuestos y materiales líquidos en secciones transversales sólidas, capa por capa, usando un láser ultravioleta. Luego la cama baja, la pieza es cubierta con una nueva capa de resina y la siguiente capa se genera encima de las otras hasta que se termina la pieza. Cuando una pieza está completa, se limpia en una solución solvente para eliminar la resina húmeda que queda en la superficie de la pieza. Después, se coloca la pieza en un horno UV para completar el proceso de curado. Las impresoras para producción de SLA® ofrecen alto rendimiento, tamaño de impresión de hasta 1524 mm, inigualables resolución y precisión de la pieza y un amplio rango de materiales de impresión.  Ningún proceso aborda un rango mayor de aplicaciones, incluidas las aplicaciones de fabricación rápida más demandantes.

Cuando Charles "Chuck" Hull, el fundador de 3D Systems, inventó la estereolitografía, SLA, en 1986, lanzó una revolución en el desarrollo de productos en todos los mercados desde el transporte, la recreación y el sector salud hasta los bienes de consumo y la educación. A través de innovación continua, extendemos nuestro liderazgo en tecnología, ofreciendo a los clientes impresoras para producción y materiales de impresión nuevos y mejorados y expandiendo la cartera de nuestra patente.

SLA solo se trata de precisión y exactitud, por lo que se suele usar donde la forma, el ajuste y el ensamblado son fundamentales. Las tolerancias en una pieza SLA comúnmente son menores a 0,05 mm, y ofrece el acabado de la superficie más suave de cualquier proceso de fabricación aditiva. Teniendo en cuenta el nivel de calidad que puede lograr SLA, es particularmente útil para crear patrones de fundición altamente precisos (por ej., para moldeado por inyección, fundición y colado al vacío) así como también prototipos funcionales, modelos de presentación, y para realizar pruebas de forma y ajuste. La tecnología de SLA es extremadamente versátil y se puede usar en cualquier cantidad de áreas que requieran de precisión por encima de todo lo demás.

Tenga en cuenta que, a diferencia de SLS, las piezas de SLA sí utilizan estructuras de soporte y requieren un poco más de postprocesamiento. Pero las opciones de postprocesamiento también son algunas de las mayores ventajas de SLA. Los modelos pueden ser pulidos al vapor, o limpiados con chorro de granalla o de arena. Las piezas de SLA incluso se pueden galvanizar con metal, como el níquel. El galvanizado no solo torna la parte significativamente más resistente, sino que también le da la capacidad de la conductividad eléctrica y la hace más estable dimensionalmente en los ambientes húmedos.

En cuanto a los beneficios, la SLA nos permite ahorrar tiempo en las piezas de alta precisión, especialmente cuando se requiere una cantidad de prototipos funcionales o un único patrón de fundición rápido. SLA nos ofrece una precisión minuciosa sin el tiempo laborioso. Debido a la velocidad y la precisión de SLA, los prototipos son fáciles de hacer y fieles al diseño final, lo que significa que podemos identificar fallas en el diseño, colisiones y posibles barreras de la producción masiva antes de que empiece la producción. Para las piezas de pequeño y mediano volumen normalmente maquinadas a partir del polipropileno o el ABS, SLA ofrece características comparables y no requiere de la lenta y costosa repetición del mecanizado para la personalización o ante el caso de que se requiera un cambio de mecanizado. Además, SLA permite menores costos en materiales, ya que la resina sin usar se mantiene en el recipiente para proyectos futuros.

Los materiales de SLA tienen un amplio alcance en cuanto a las propiedades mecánicas y ofrecen un gran número de oportunidades para las piezas que requieren ABS o características tipo polipropileno tales como ensamblajes de encajes a presión, componentes con estilo para automóviles y modelos maestros. Los materiales de SLA están disponibles para aplicaciones de temperaturas más altas y hay disponibles materiales transparentes con propiedades similares a las del policarbonato. Hay disponibles materiales biocompatibles para una amplia gama de aplicaciones médicas tales como instrumentos quirúrgicos, dispositivos odontológicos y aparatos auditivos. Otros materiales se formulan específicamente para patrones, ofreciendo una generación baja de ceniza y alta precisión a la vez que es desechable.

Los modelos de estereolitografía (SLA) ofrecen el tipo más preciso de prototipos de ajuste/forma para la verificación de cualquier diseño antes de pasar a su ruta de producción elegida. Su alta precisión y buen acabado de la superficie los convierte en la elección preferida para los modelos de diseñador, la verificación de ingeniería y los modelos maestros para los moldes de caucho de silicona.